Un laborioso vestido de novia bordado

Parece un vestido sencillo, pero que el vestido quede tan limpio visualmente y no se noten las uniones, es fruto de un trabajo muy calculado.

 

Sabemos que algunos ya habréis empezado con los fantásticos pero poco duraderos propósitos de nuevo año. Enero es el mes en que todo el mundo tiene el espíritu de superación por las nubes, lo cual es genial, pero claro, no vale lanzarse por la borda a la primera de cambio.

El lunes dejamos el perchero de fiesta medio vacío porque muchos de nuestros vestidos más glamourosos se llevaron al showroom de los Premios Goya. Nos pasamos toda la mañana traje para aquí percha para allá, recuperando los volúmenes de algunos vestidos y haciendo pequeñas reparaciones para que pudieran llevarse todo impecable. Apenas quedan un par de semanas para los Goya y estamos ansiosos por saber quién lucirá uno de nuestros diseños.

También comenzamos a confeccionar un nuevo vestido de novia. Este proceso largo y costoso empezó como siempre a partir del diseño de Leyre, después en el taller creamos el patrón. A continuación, hay que posicionar el patrón sobre el tejido para cortarlo, y esta es la parte más complicada ya que hay que hacerlo teniendo en cuenta los motivos del bordado, para que al montarlo, encajen. La pinza del pecho la eliminamos mediante un corte transversal, montamos las piezas en el maniquí, y cerramos la pinza a plá sobre la pieza inferior (posteriormente cortaremos el tejido sobrante que quede por debajo) intentando que el bordado quede lo más limpio posible. Para evitar hacer pinzas que deformarían el bordado, se han entallado las piezas al maniquí todo lo posible sin deformarlo ni crear arrugas, porque los tejidos no elásticos no se pueden ajustar sin pinzas, pero se pueden entallar ligeramente en los cortes de costado y centro de espalda.

Una vez modelado el vestido en el maniquí, se pasan hilos (se cose con un hilo flojo para marcar por dónde se coserá), después se retira del maniquí para hilvanarlo y seguido se prueba en un cuerpo humano para finalmente pasarlo a máquina. El bajo del vestido, así como mangas, y cuello se cortan y acaban en función del dibujo del bordado. Y no os penséis que va a ser un vestido transparente, ninguna novia se casaría así. Aun tendréis que esperar unas semanas para verlo terminado.

                         Un primer vistazo a otro de los nuevos modelos de la colección nupcial.

 

El martes a primerísima hora recibimos la revista Xishang Magazine con la entrevista que nos hicieron, como ya habéis podido ver en nuestras redes sociales. Sí, está en chino, pero nuestra marca se lee perfectamente en español 

Leyre ha empezado a dar clases en INNADI y el mes que viene en MSMK por lo que a veces, en su ausencia, el taller se vuelve un poco caótico, pero sólo un poquito. Antes de irse deja la lista de tareas que tenemos que hacer, para que no nos aburramos. Es exigente y perfeccionista, pero maja. Ya la iréis conociendo, futuros alumnos.

Hemos pintado un poco nuestro escaparate para hacerlo más atractivo. No os podréis aguantar las ganas de acercaros a cotillear un poco, sabemos que es vuestra afición favorita porque es una de las tiendas más bonitas de Madrid. Aunque no queremos que sea ésta la única excusa para acercaros, ya sabéis que podéis pasaros por nuestra tienda cuando queráis, aún tenemos rebajas, no digo más.

 

¡¡Disfrutad del fin de semana!! 

Please reload

Featured Posts

Ser un poco chico

July 1, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts

September 7, 2016

August 9, 2016

July 14, 2016

July 1, 2016

Please reload

Archive