Jupiter Ascending; lo que pudo ser y no fue

July 8, 2015

Me ha dado por inaugurar una sección de vestuario de cine (aunque ya lo haya mencionado de pasada en otras ocasiones) a raiz de unas imágenes del vestuario de la película Jupiter Ascending con las que he topado por casualidad. No sólo encuentro el vestuario entre lo peorcito que he visto (casi a la altura del vómito de unicornio que es La Bella y la Bestia de Christophe Gans como ya mencioné en este post), sino que lo encuentro tremendamente descorazonador y decepcionante conociendo los diseños conceptuales que se barajaban para la película.

 

Kiza en el arte conceptual, y en la peli. Igualita.

 

Stinger en las versiones previas, y en la película.

 

Y lo mismo con Kalique

 

Imagino que esto se debe a un problema de presupuesto de la película, pero yo soy los Wachowsky y en esas condiciones, no la hago (o me llamo a mí ;P).

 

He leído webs y revistas para mujeres en las que hablan de lo maravilloso que es el vestuario O_O  y no puedo estar más en desacuerdo. No ya por el acuciante agravio comparativo, sino porque cuando un diseñador diseña una prenda  para alguien tiene que hacerlo para esa persona, no vale que que en el figurín sea precioso si luego le sienta como un tiro. Un buen diseñador tiene que saber lo que le sienta bien a la persona que va a llevar su prenda, no sólo que el vestido sea bonito.

 

Mila Kunis parece un jarrón boca abajo.

 

Milla Kunis es bajita, y eso está bien, es guapísima y muchas actrices son bajitas, eso no es el problema, pero el diseñador de vestuario debería ser consciente de ello. Con este vestido la Kunis parece aun más bajita de lo que es,  le achata mucho la figura, y no sólo es porque parezca un jarrón boca abajo sino que además las flores son demasiado grandes para su cuerpecito. Creo que estamos ante un gran caso de quiero y no puedo, no sólo con esta prenda, sino con todas. ¿Y qué querían? Esto:

 

                                            La reina Amidala de Star Wars, interpretada por Natalie Portman, que también es menudita.

A la izquierda Milla Kunis en Jupiter Ascending, y a la derecha Natalie Portman en Star Wars.

 

En el caso del vestido rojo de la Reina Amidala, el estilismo es aun más elaborado, tiene muchos elementos y muy grandes, pero tiene un cierto equilibrio que hace que funcione perfectamente como un todo uniforme; el color, el minnimalismo de los cortes… todo está en su lugar, nada te chirría.

 

Si uno observa el vestuario de Jupiter Ascending (teniendo en mente el de Star Wars), verá que está muy influído por este, como que han tratado de recrear esa epicidad, pero sin lograrlo. ¿Y por qué no lo han logrado? Pues quizá por lo que le suele pasar a muchos diseñadores; “referencias autorreferenciales”. Esto es, inspirarse en el trabajo de otro compañero del mismo campo. El vestuario de Star Wars funciona tan bien porque es único, es diferente, y salió de referencias culturales totalmente ajenas; samurais, mongoles… En el próximo post sobre vestuario hablaremos de ello y os enseñaré las referencias para que lo podáis apreciar.

 

Os dejo con más imágenes de lo que pudo ser y no fue esta película. Ains, si hubiesen hecho caso a los “frikis” del arte conceptual…

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Ser un poco chico

July 1, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts

September 7, 2016

August 9, 2016

July 14, 2016

July 1, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags