El nuevo calendario de la Moda

Hace años la gente presenciaba los desfiles de moda de un manera muy distinta a la que se hace en la actualidad; antes eran eventos muy esperados, verdaderos acontecimientos en los cuales las afortunadas que acudían a ellos prestaban toda su atención en seleccionar las prendas que meses después podrían encontrar en sus boutiques favoritas. Sin prisas, sin ese afán de inmediatez, de adquirir lo último en ese mismo momento. Sabían que el calendario de la moda era así, los tiempos eran los pertinentes y no desesperaban por tenerlo al instante. Las clientas eran más pacientes, presenciaban la colección Spring/Summer en septiembre y sabían que hasta febrero no disfrutarían de estas piezas, pero no les importaba. Varios meses entre la presentación y la venta al público, era lo normal y así lo marcaba el calendario estandarizado de la moda. Plazos, tiempos específicos, períodos establecidos de producción y otros de venta. Diseñadores, marcas y clientes eran conscientes de lo que suponía crear varias colecciones al año.

Desfile Leyre Valiente primavera verano 2015 en la MBFWMadrid

 

Pero como todo cambia la vida evoluciona y la moda no iba a quedarse atrás. Estamos inmersos en la época de la inmediatez, del “aquí y ahora”. Y este sector debe adaptarse a las exigencias de un nuevo consumidor, menos paciente y más exigente. La forma actual de presentar una colección cuatro o seis meses antes de que esté disponible para los consumidores ya no tiene lógica. El consumidor no está dispuesto a esperar tanto tiempo desde que ve una prenda hasta que puede conseguirla, conoce las tendencias por las redes sociales y las quiere lucir en el momento que aparecen, ósea al instante. La revolución de internet, la repercusión en las redes sociales y las marcas fast-fashion han forzado a las marcas a reinventarse para sobrevivir en esta nueva era digital. Ha nacido una manera distinta de consumir moda, y las marcas, si quieren continuar en esta industria, deben adaptarse a los hábitos de consumo del siglo XXI. Quizás sea que el calendario de moda vigente desde los inicios del pret a porter esté obsoleto y sea momento de actualizarlo.

Algunos lo llaman comprar moda en tiempo real, otros compra- instantánea ó compra inmediata… Da igual como se denomine, la cuestión es que el modelo de ventas se basa en el concepto see now – buy now, lo que en nuestro idioma sería lo veo, lo quiero, lo tengo.

Así también se elimina ese lapso de tiempo que tan bien le viene a las marcas de fast fashion para sacar copias de los productos de pasarela, que hace que en muchas ocasiones, cuando estos últimos alcanzan la tienda, vayan ya por detrás de los de la marca barata.

Interior tienda fast fashion

 

Burberry ha sido una de las marcas que ha anunciado este cambio de estrategia; no revelarán las colecciones seis meses antes como hacían hasta ahora y convertirá los desfiles, para hombre y mujer a la misma vez, en acciones de marketing y no en simples escaparates. También eliminan la denominación de temporadas Fall/winter y Spring/summer por February y September, haciendo referencia a los meses en que los productos saldrán a la venta en las tiendas y en la página web. Así presentarán dos únicas colecciones mixtas, disponibles en tiendas inmediatamente después del desfile. Con estos cambios la marca británica pretende establecer con el consumidor una relación más directa, y convertirse en una marca cercana dispuesta a satisfacer las necesidades que el cliente actual reclamaba hace tiempo. Pero no solo Burberry se ha dado cuenta de que la moda debe reinventarse o morir, son muchas las firmas que han comenzado a seguir estos pasos como Tom Ford, Moschino, Rebeca Minkoff, entre otros.

“On the runaway with iPhone 5s” en el desfile de Burberry

 

Esto entraña, sin embargo, ciertos problemas. La colección necesita seguir presentándose a prensa y compradores los reglamentarios seis meses antes de la temporada; las revistas necesitan montar sus editoriales con anterioridad a que las revistas (y prendas) estén en las calles, y las compras de las tiendas multimarca se deben hacer con tiempo suficiente para producirlas y enviarlas. Así pues, se nos plantea la tesitura de tener que hacer dos colecciones de muestra en vez de una, ya que la colección que se ha prestado para editoriales a los pocos meses está destrozada y no serviría para hacer un desfile con ella. Así que, por un lado se soluciona un problema, pero se crea otro. Para las marcas pequeñas, como os podéis imaginar, esto supone un gran problema ya que no disponen de tantos medios.

Desfile AW 2015 de Leyre Valiente en la MBFWWarsaw

 

El futuro de la moda se ha embarcado en un nuevo rumbo y el sector debe evolucionar y adaptarse a una nueva época, teniendo presente las exigencias del mercado actual y respondiendo a las necesidades del nuevo consumidor. Todo ello, por supuesto sin perder la magia que envuelve a la moda desde sus inicios. Quizás con esto se consiga revivir la emoción y el deseo de obtener al instante esas prendas de lujo, únicas y exclusivas vistas unos minutos antes en la pasarela, pero ¿será factible?

Desfile Leyre Valiente primavera verano 2013 en la MBFWMadrid

Please reload

Featured Posts

Ser un poco chico

July 1, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts

September 7, 2016

August 9, 2016

July 14, 2016

July 1, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags