SOBRE LAS COSAS QUE SALEN MAL (Y LAS GANAS DE MATAR)

January 9, 2017

Yo no soy una persona nerviosa, trato de hacer las cosas con responsabilidad y cómo se deben hacer, pero a veces fallan cosas, o bien porque la has caga** o porque era algo que no estaba en tu mano. Depender de terceros es una de las peores cosas de esta profesión, y todos nos llevamos disgustos en algún momento porque el proveedor nos ha enviado algo mal, o nos ha llegado tarde, o las dos cosas, como los estampados de mi última colección. Alguno dirá “¿qué estampados? En el desfile no había estampados”. Exacto.

Una prenda con los mencionados estampados (foto de Martin Sonzogni).

 

Que no sea nerviosa no implica que llegados a esta situación todo me resbale, sino que trato de gestionar bien las ganas de matar y direccionarlas a generar más empuje para encontrar una solución o un “parche”. La histeria sólo te lleva a perder el control, la depresión… el lado oscuro, ya sabéis. Nadie se muere porque algo no llegue a tiempo, el mundo sigue girando, y el suicidio no es una opción. Con mi primera colección, días antes del desfile, desapareció la cola de uno de los vestidos. De repente, no tenía cola. No sabíamos si había sido un error en el patrón, al cortar… ¿Y qué hicimos? ¿Fusilar a todo el que había puesto sus manos en esa prenda? ¿Suicidarnos todos? ¿Montar un drama? No, pararnos a pensar y buscar una solución. Con un corte estratégico le acabamos añadiendo una cola aun más bonita y espectacular que la que estaba planteada inicialmente (por cosas como esta siempre es conveniente pedir tejido de más cuando estás haciendo los prototipos).

 

El vestido de la cola desaparecida (foto de Miralla y Calf).

 

En esta vida todo tiene solución menos la muerte, y cierto es que que no te lleguen unos estampados a tiempo para el desfile te da muchas ganas de apuñalar al proveedor (le tuvieron que pitar mucho los oídos durante unas semanas), y también que hay cosas solucionables, y hay otras que no, pero no por ello te puedes tirar al suelo a tener una pataleta porque la vida es esto. Así lo ilustra Sancho Gracia en ‘800 Balas’:

 

De momento la nueva colección va viento en popa y no ha surgido ningún problema, esperemos que siga así. Os dejo con la primera imagen:

 

El 18 de febrero a las 19:00 como broche de cierre de la Mercedes Benz Fashion Week y de Ego (foto de Lucía Fernández Muñiz).

 

Please reload

Featured Posts

Ser un poco chico

July 1, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts

September 7, 2016

August 9, 2016

July 14, 2016

July 1, 2016

Please reload

Archive